Evalúa nuevamente tus posibilidades

Posibilidades

 

Roger tenía todo lo necesario para jugar y ser un triunfador en el tenis, sólo le faltaban dos manos y una pierna.

Al nacer, el diagnóstico de los doctores fue ectrodactilismo: nunca podría caminar ni cuidarse solo. Pero, no había dispositivo médico para medir su corazón y su determinación. Pocos años después Roger caminaba y corría.

Sus padres lo alentaron a que hiciera deportes y a los 12 años jugaba fútbol. Más tarde le comenzó a gustar el tenis y contra todas las probabilidades, hizo historia. Roger Crawford, ese niño discapacitado, fue el primer atleta profesional con capacidades diferentes certificado por la Asociación Profesional de Tenis de Estados Unidos.

Roger ha hablado para compañías de Fortune 500 y en casi todas sus conferencias dice esto al finalizar:

“La única diferencia entre ustedes y yo, es que ustedes pueden ver mi deficiencia, y yo no puedo ver la suya. Pero todos las tenemos. Cuando me preguntan cómo pude superarlas, respondo que no superé nada, simplemente aprendí qué es lo que no puedo hacer, por ejemplo tocar el piano o comer con palitos. Pero lo más importante, aprendí qué sí puedo hacer. Y entonces, hago lo que sí puedo con todo mi corazón y con toda mi alma.”

¿Qué necesitas tú para ser triunfador? ¿Sabes lo que sí puedes hacer? Reflexiona en esto hoy y expande tus posibilidades.


Conoce al autor:

Yolanda Barquera es coach y consultora de negocios en las áreas de desarrollo de talento y análisis de procesos. Tiene una pasión por el desarrollo y los procesos de cambio y le encantan las nuevas oportunidades para seguir aprendiendo. Especialista en el diseño e implementación de proyectos e-Learning.

El Presupuesto de Capital como un Proceso

Proyecto de inversión

 

En nuestra entrada anterior hablamos sobre la importancia de construir un presupuesto de capital como parte de la Evaluación de un Proyecto de Inversión. Seguramente te estás preguntando si realizar un presupuesto de capital es diferente a tomar una decisión de compra, es decir, si quieres iniciar un proyecto ¿no deberíamos solamente de estimar el costo de todo lo que se requiere y entonces proceder a su compra?


IMPORTANTE: Decidir realizar una inversión utilizando los recursos de la empresa sin considerar diferentes alternativas así como los costos de oportunidad asociados  y, menos aún, el retorno que se obtendrá sobre dicha inversión es uno de los errores más comunes de los empresarios de acuerdo a resultados de estudios realizados por la Secretaria de Economía de México sobre el comportamiento de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES).


El proceso del presupuesto de capital empieza con la definición de la estrategia y las metas de la empresa para determinar en cuál o cuáles áreas de negocios participará. Una vez que la estrategia se ha definido, es momento de generar y analizar las ideas sobre probables proyectos de inversión, para después obtener la información relevante para la idea o ideas que se consideran convenientes. Finalmente se debe evaluar financieramente el proyecto y tomar la decisión sobre la conveniencia de llevarla a cabo.

Además de considerar los flujos (ingresos) que generará el nuevo proyecto, junto con el desembolso (inversión) necesario para llevarlo a cabo. También deben considerarse la probabilidad de que ocurran los flujos de efectivo, así como el período en el que se presentarán dichos flujos. En otras palabras, la evaluación financiera del proyecto debe considerar la magnitud, el momento y el riesgo de todos los flujos de efectivo relevantes relacionados con el proyecto.

El Costo de Capital

Ahora bien, ya hemos hablado sobre la importancia de hacer inversiones basándonos en un proceso donde se comparan diferentes opciones de asignación de recursos. Uno de los principales criterios para decidir entre una u otra opción es el Costo del Capital de la empresa.

El costo de capital de una empresa se define como el costo de los fondos que se le proporcionan para su actividad. Este costo se conoce también como la tasa de rendimiento requerida, ya que especifica la tasa mínima de rendimiento que se requerirá para las inversiones de la compañía. En otras palabras, el costo de capital sirve como elemento de decisión para elegir entre diferentes proyectos posibles de realizar.

¿Por dónde comenzar?

La elaboración del presupuesto de capital iniciará con la identificación, análisis y selección de proyectos con flujos de efectivo durante el Ciclo de Vida del proyecto así como los desembolsos de efectivo que se proyectan también a lo largo del ciclo de vida del proyecto.


IMPORTANTE: El Ciclo de Vida del Proyecto es el conjunto de etapas a través de las cuales pasa un proyecto de inversión, desde que surge y se propone una idea para resolver un problema o una necesidad, para después pasar por sucesivas etapas de estudio, formulación de posibles soluciones y establecimiento de prioridades, hasta la ejecución de la inversión y su puesta en funcionamiento también conocida como implementación, donde se generarán los beneficios previstos desde la concepción de la idea.


Algunos ejemplos de los rubros que incluirá el presupuesto de capital podrían ser:

  • Equipos de cómputo y/o manufactura
  • Edificios y terrenos
  • Costos derivados de la introducción de un nuevo producto
  • Un nuevo sistema de distribución
  • Programas para investigación y desarrollo
  • Reemplazo de algún o algunos activos
  • Inversión en existencias y/o inventarios
  • Inversión en educación y capacitación
  • Honorarios por la evaluación de fusiones y adquisiciones
  • Proyectos de seguridad
  • Costos asociados a programas de protección ambiental
  • Etcétera

Ahora ya sabes que al pensar en un nuevo proyecto de inversión, es importante tomar un tiempo para pensar en todos los posibles conceptos a los cuales será necesario destinar recursos monetarios a fin de que el proyecto pueda realizarse de forma exitosa. Esa lista, aunado a los montos de inversión y las fechas en que tendrán que realizarse las compras/desembolsos será el  Presupuesto de Capital de tu Proyecto de Inversión. No dejes de leer próximas entradas para seguir aprendiendo de este fascinante tema.


Conoce al autor:

Karla Bayly está convencida de que el éxito de la empresa reside en las personas que la integran. Escribe sobre finanzas y desarrollo de talento. Es Gerente de Desarrollo de Socios Estratégicos en IDESAA.

¿Qué es el Presupuesto de Capital para un Proyecto de Inversión?

Proyecto de Inversión

 

Cuando escuchas la palabra “energía” lo más probable es que la relaciones con la capacidad de poner algo en movimiento ya que el significado de esta palabra tiene sus raíces en el concepto de acción y fuerza.

Así como hoy en día un automóvil obtiene su energía gracias a la gasolina o la electricidad y el cuerpo humano es capaz de ponerse en movimiento gracias a la energía que le proporcionan los alimentos, de igual forma, un proyecto obtiene energía de los recursos monetarios que se le asignan. En otras palabras, los proyectos se ponen en acción gracias a la inversión realizada en ellos.

Parece fácil suponer que, si todo lo que requiere un proyecto para ponerse en marcha es que se le asignen recursos, entonces todo es cuestión de invertir y esperar los resultados. Sin embargo existe una gran restricción: La disponibilidad de recursos no es ilimitada por lo cual, antes de iniciar, será necesario contar con una estimación del monto necesario así como la adecuada justificación de la inversión.

Hablemos de Presupuestos

La realización del presupuesto de capital es una de las actividades más importantes de la administración financiera de la empresa.

Para entender mejor la importancia de una correcta elaboración del Presupuesto de Capital partamos por lo siguiente:

PRE = PREVIO

SUPUESTO = SUPUESTOS. HIPÓTESIS SOBRE LO QUE SUCEDERÁ

Elaborar un presupuesto no se trata de adivinar, sino de visualizar los posibles escenarios alternativos basados en la información con que contamos (para conocer más puedes consultar el curso: Guía Práctica para Evaluar un Proyecto de Inversión).

Por lo anterior, el presupuesto se convierte en un plan de acción que sirve como guía no solo para la toma de decisiones sino también para evaluar las decisiones que han sido tomadas con respecto al tema que engloba el proyecto.

¿En qué se invierte el Capital?

Hablemos ahora de Capital. Aunque es una palabra utilizada para referirse a diferentes conceptos en la terminología contable (capital social, capital contable, capital de trabajo, capital suscrito, etc.) Cuando utilizamos el término Presupuesto de Capital nos referimos a la realización de inversiones a largo plazo donde asignamos recursos esperando obtener beneficios a futuro.

Al asignar recursos a un proyecto éstos pueden destinarse a la compra de activos fijos, activos intangibles, capital de trabajo y también al costo de oportunidad estimado.

Definamos entonces el presupuesto de capital como el proceso de planeación y administración de las inversiones a largo plazo de la empresa. Mediante este proceso los responsables de la asignación de recursos tratan de identificar, desarrollar y evaluar las oportunidades de inversión que pueden ser rentables para la empresa. Esta evaluación se hace comprobando si los flujos de efectivo (ingresos) que generará la inversión en un activo exceden a los flujos (inversiones) que se requieren para llevar a cabo dicho proyecto.

Ahora ya sabes que el realizar el presupuesto de capital implica un riesgo ya que hacerlo de firma inadecuada puede generar resultados negativos para la empresa pues las inversiones en activos fijos con fines de crecimiento o de renovación de tecnología por lo regular implican desembolsos muy significativos con la intención de obtener beneficios por largos periodos de tiempo. Si quieres aprender más no dejes de visitar nuestro blog donde seguiremos publicando notas sobre Evaluación de Proyectos de Inversión.


Conoce al autor:

Karla Bayly está convencida de que el éxito de la empresa reside en las personas que la integran. Escribe sobre finanzas y desarrollo de talento. Es Gerente de Desarrollo de Socios Estratégicos en IDESAA.

Mejora en tu administración del tiempo: ¿tienes dos minutos?

administración del tiempo

 

Hay muchos motivos por los que posponemos tareas: por perfeccionismo, indecisión, falta de interés, bloqueo emocional… Pero muchas veces simplemente es cuestión de hábitos. Conocer prácticas sencillas para cambiarlos es muy útil para mejorar nuestra vida.

Una de las mejores técnicas para administrar el tiempo, por su simplicidad y beneficios, es la Regla de los 2 minutos. ¿Quieres saber en qué consiste?

Cuando te surja una tarea que tome menos de dos minutos, hazla, incluso si no es de alta prioridad o si pudieras delegarla. Si tienes que leer un texto corto para tomar la siguiente decisión, léelo. Si tienes que enviar un email o hacer una llamada rápida, hazla; pero si te llevará más tiempo, aplázala o delégala.

Hacer estas tareas toma menos tiempo que organizarlas en nuestras listas de pendientes y darles seguimiento. Por eso es mucho más eficiente hacerlas en el momento.

Aplica esta regla. Experimentarás que tener tareas terminadas, por pequeñas que sean, te dará una sensación muy agradable de éxito, autoconfianza y motivación, y tu productividad mejorará


Conoce al autor:

Yolanda Barquera es coach y consultora de negocios en las áreas de desarrollo de talento y análisis de procesos. Tiene una pasión por el desarrollo y los procesos de cambio y le encantan las nuevas oportunidades para seguir aprendiendo. Especialista en el diseño e implementación de proyectos e-Learning.

Emprende proyectos de mejora y resuelve problemas de raíz con PHVA

Ciclo a PHVA

 

Piensas en la visita de ayer. Tu cliente valora el servicio. Sabes que puedes crecer más. En eso, Jorge abre la puerta. Reinició otra vez el sistema. Es el quinto evento en la semana. Y te preguntas: ¿Por qué sigue pasando? ¿Afectará la buena relación con mi cliente? ¿Podremos eliminar el problema de fondo?

La Metodología PHVA (Planear-Hacer-Verificar-Actuar) te simplifica la tarea. La técnica, llamada Ciclo Deming[1] o Ciclo Shewhart, es un kit de herramientas 3 en 1 muy flexible que te facilita

  • formular, analizar y resolver problemas crónicos;
  • detectar oportunidades e implementar proyectos de mejora, y
  • tomar decisiones con información insuficiente.

¿Qué beneficios obtienes del PHVA?

  • Mejoras calidad y reduces costos.
  • Reduces tiempos y optimizas entregas.
  • Formulas y resuelves problemas de raíz.
  • Aseguras logros, y los haces cultura.
  • Enfocas la mejora hacia lo que valora tu cliente.
  • Obtienes información relevante y oportuna.
  • Das seguimiento a las mejoras, con disciplina.
  • Desarrollas proyectos de mejora con eficacia.

¿Cómo funciona el PHVA?

El PHVA es el ADN de la mejora continua; es un principio básico de competitividad, y es una competencia de liderazgo crítica. Es la idea intuitiva tras todo lo que emprendemos. Cuando quieres hacer algo, primero lo PLANEAS mentalmente, después lo IMPLEMENTAS, enseguida VERIFICAS resultados contra expectativas, y ACTÚAS en consecuencia, es decir, CORRIGES lo que no salió bien, te ASEGURAS de repetir el éxito o MEJORAS tus logros.

En el ámbito empresarial, verás distintas variantes de la metodología PHVA con el mismo fin. Así, puedes encontrar, por ejemplo, las 8D (8 Disciplinas), la Ruta de la Calidad, la Metodología A3® de Toyota y el QC Story (Cuento de la Calidad), entre otras herramientas similares.

Con la siguiente guía, podrás aplicar la Metodología PHVA (3 en 1) de manera sencilla:

PHVA

 

¿Qué sigue del PHVA?

Puedes acelerar la mejora continua, integrando el PHVA como parte de la cultura de trabajo en tu equipo. Requieres también facultamiento continuo, alto grado de compromiso directivo y liderazgo de los mandos medios. Finalmente, retroalimenta de modo positivo al personal, y reconoce a tus equipos por logros y resultados en sus proyectos de mejora. El PHVA ayuda a crecer a personas, equipos, y a la empresa en su conjunto.

Jorge trabaja con su equipo en un PHVA para resolver las sobrecargas. Descubre que la causa es la variación de voltaje. Instala un regulador activo con energía de emergencia. También desarrolla un proyecto para optimizar el consumo de energía eléctrica en la empresa. Te acuerdas de que mañana vuelve tu cliente. Traes nuevas ideas que le pueden servir. Respiras con más confianza.

[1] En 1950, a invitación de JUSE (Unión de Ingenieros y Científicos de Japón), William Edwards Deming enseñó a cientos de directivos, ingenieros y estudiantes la metodología PHVA, desarrollada por Shewhart en Bell Labs, como parte del Control Estadístico de Procesos.


Conoce al autor:

René Rangel es Director de Proyectos y Consultor de Negocios en IDESAA. Es especialista en el desarrollo de proyectos de negocio y de innovación enfocados a mejorar la competitividad e impulsar la rentabilidad y el crecimiento sustentable. Brinda asesoría directiva y de negocio para la profesionalización y desarrollo de empresas comerciales, de servicio y de manufactura. Ha implementado herramientas avanzadas para el diseño de nuevos productos y la optimización de procesos, desarrollado laboratorios de aplicación y servicio técnico, e instrumentado modelos de innovación y de gestión de competitividad en diferentes empresas. Fue Facilitador para la Implementación de Calidad Total, Equipos Autodirigidos y Estadística Avanzada bajo el enfoque JUSE.