Evalúa nuevamente tus posibilidades

Posibilidades

 

Roger tenía todo lo necesario para jugar y ser un triunfador en el tenis, sólo le faltaban dos manos y una pierna.

Al nacer, el diagnóstico de los doctores fue ectrodactilismo: nunca podría caminar ni cuidarse solo. Pero, no había dispositivo médico para medir su corazón y su determinación. Pocos años después Roger caminaba y corría.

Sus padres lo alentaron a que hiciera deportes y a los 12 años jugaba fútbol. Más tarde le comenzó a gustar el tenis y contra todas las probabilidades, hizo historia. Roger Crawford, ese niño discapacitado, fue el primer atleta profesional con capacidades diferentes certificado por la Asociación Profesional de Tenis de Estados Unidos.

Roger ha hablado para compañías de Fortune 500 y en casi todas sus conferencias dice esto al finalizar:

“La única diferencia entre ustedes y yo, es que ustedes pueden ver mi deficiencia, y yo no puedo ver la suya. Pero todos las tenemos. Cuando me preguntan cómo pude superarlas, respondo que no superé nada, simplemente aprendí qué es lo que no puedo hacer, por ejemplo tocar el piano o comer con palitos. Pero lo más importante, aprendí qué sí puedo hacer. Y entonces, hago lo que sí puedo con todo mi corazón y con toda mi alma.”

¿Qué necesitas tú para ser triunfador? ¿Sabes lo que sí puedes hacer? Reflexiona en esto hoy y expande tus posibilidades.


Conoce al autor:

Yolanda Barquera es coach y consultora de negocios en las áreas de desarrollo de talento y análisis de procesos. Tiene una pasión por el desarrollo y los procesos de cambio y le encantan las nuevas oportunidades para seguir aprendiendo. Especialista en el diseño e implementación de proyectos e-Learning.

Trabajo en equipo para el logro de metas

Trabajo en equipo

 

Imagina que estás programado para una cirugía de alto riesgo. Un equipo de cirujanos, enfermeras y técnicos estarán en el quirófano contigo, tal vez siendo la primera vez que se encuentran para coordinar sus acciones y experiencia para producir una operación exitosa. Tu vida depende totalmente de lo bien que trabajen juntos. Sólo son un grupo de personas, ¿qué necesitan para que su trabajo en equipo sea coordinado y ejecutado con toda precisión?

El estudio de las organizaciones se ha especializado a lo largo de los años, estudiando las diferentes áreas de la administración de las mismas. Una de las más importantes es  el estudio de las relaciones entre los colaboradores de la empresa, las relaciones de diferentes niveles jerárquicos, el impacto del entorno en el comportamiento de los mismos y todos y cada uno de los factores que inciden en la conducta, motivaciones y desarrollo de los recursos humanos. Adivinaste, se trata de estudiar a los equipos de trabajo que se forman en la empresa.

¿Qué es un equipo de trabajo?

Para poder comprender la forma en que se logra el trabajo en equipo dentro de la organización, deberemos iniciar analizando algunos conceptos:

Un grupo se puede definir como dos o más personas interactuando con otro u otros que tiene características comunes identificadas, y que persiguen un fin común, aunque este no esté definido.

El equipo de trabajo es un tipo de grupo pequeño que, en el ámbito laboral, idealmente está constituido por menos de 30 miembros, se conforman para realizar una actividad específica como puede ser un proyecto de trabajo determinado.

A partir de los dos anteriores podemos comprender que dentro de la empresa siempre hablaremos de equipos de trabajo, aunque los grupos puedan existir y deban estudiarse.

Beneficios del trabajo en equipo

Entre muchos otros, algunos de los beneficios de un equipo de trabajo son:

a) Aprendizaje:

La capacidad de que los miembros del equipo logren mayores conocimientos y habilidades por la interacción diaria.

b) Autoadministración:

El equipo debería poder funcionar sin un líder, los miembros conocen su función y la realizan sin necesidad de ser supervisados.

c) Multidisciplinariedad:

Los equipos están formados por personas con diferentes habilidades y aptitudes, esto permite su crecimiento y desarrollo.

d) Cultura Organizacional:

El tener personas con diferentes ideologías, razas, religiones y en general la diversidad, permite que la empresa adquiera mayor capacidad intercultural.

e) Sentido de pertenencia:

Los individuos desarrollan lealtad hacia la empresa gracias a la pertenencia que desarrollan hacia el equipo.

Los beneficios son aplicables a cada una de las áreas y las personas dentro de la organización, en la medida en que los equipos sean más eficientes, los beneficios serán más evidentes.

Las empresas dependen completamente del trabajo que realizan los equipos. Y los equipos, cada vez son más dinámicos, evolucionan y deben estar en continuo aprendizaje.

De que tan bien funcionen los equipos de trabajo depende, en gran medida, el logro de resultados para la empresa, es por ello que resulta de suma importancia ayudar a los colaboradores y supervisores a desarrollas las habilidades necesarias para la formación de equipos de trabajo de alto desempeño.


Conoce al autor:

Ricardo Fernández Valiñas es Consultor Experto en temas de Administración, Recursos Humanos, Creatividad e Innovación así como Mercadotecnia y Educación. Candidato al grado de Doctorado en Educación por la Atlantic International University y Maestro en  Administración de la Universidad Tecnológica de México.

Hard skills vs. Soft Skills, ¿cuáles son más importantes?

soft skills

Cuando terminé mi carrera profesional y comencé a laborar en una empresa, no pasaron muchas semanas para darme cuenta de que necesitaba aprender más sobre el trato con las personas. Y no es que no hubiera tenido una buena educación en casa o que nunca hubiera realizado proyectos en equipo, pero simplemente, en ese primer trabajo me di cuenta que mi preparación no era suficiente. Necesitaba desarrollar más habilidades para ser efectiva.

Las hard skills son las habilidades requeridas para llevar a cabo una determinada tarea, y se adquieren por medio del entrenamiento y la educación, o bien, pueden ser aprendidas en el trabajo. Por otro lado, las soft skills, opeople skills, son las habilidades para la relación con la gente. Son la suma de características de la personalidad, habilidades sociales, habilidades del lenguaje y otros rasgos que nos identifican a cada uno de nosotros.

Reflexiona un momento, ¿tú qué habilidades valoras más?

Los empresarios y expertos en recursos humanos saben que las soft skillsson las más difíciles de encontrar, pero son las más importantes para sus negocios. El 92% de los empleadores cree que una buena actitud es la clave y que los colaboradores necesitan motivación para aprender nuevas habilidades, para pensar de forma innovadora, para hacer frente al fracaso, asimilar la retroalimentación que reciben y trabajar en equipo con sus compañeros (Datos de:Hiring for Attitude, notes for Forbes).Entre las habilidades que hoy más se valoran en el mundo laboral se encuentran elliderazgo, lagestión del tiempo, la negociación, la resolución de conflictos y las habilidades para la comunicación efectiva.

La mayoría de nosotros hemos pasado bastantes años en la escuela enfocados en desarrollar nuestras hard skills a tiempo completo y muy poco en nuestras soft skills a través de proyectos de equipo, deportes y actividades sociales. Para tener éxito en nuestra carrera, ¿no deberíamos realizar una buena inversión de tiempo para dominar las soft skills que nos ayuden a desenvolvernos mejor?

Quienes son buenos en sus hard skills a menudo se desempeñan bien en tareas relacionadas con la contabilidad, las finanzas, la programación, la estadística, entre otras muchas áreas. Estas habilidades permanecen igual sin importar cuál sea la empresa, las personas o las circunstancias con las que se trabaje, y se pueden aprender en los libros o en un entrenamiento.

Por el contrario, las soft skills son habilidades que permiten adaptarse a los cambios, evolucionar. Cambia la empresa y cambia nuestra forma de comunicarnos con los demás, cambian los proyectos y cambia la forma en la que nos relacionamos con nuestro equipo. Este tipo de habilidades no son fáciles de aprender: sólo se adquieren practicando y cometiendo uno que otro error en el camino.

Por ejemplo, la programación es una hard skill. La forma para crear el mejor código para hacer una función es la misma sin importar donde se trabaje. Las habilidades de comunicación son un conjunto de soft skills, y la forma para ser efectivo en la comunicación cambia y depende de la audiencia o del contenido de lo que se estécomunicando. Alguien pudiera comunicarse muy bien con otros programadores acerca de los detalles técnicos, y al mismo tiempo, no tener la habilidad necesaria para comunicar claramente a la dirección sobre el progreso de su proyecto y el apoyo que necesita.

Te invito a hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tan crítico es cómo trabajo y cómo me comunico con otros para mi evaluación del desempeño? ¿Y para alcanzar alguna promoción?
  • ¿Otros en mi misma posición son bien apreciados en la empresa y parecen ser promovidos más rápido?
  • ¿Mi capacidad de controlar mi temperamento en el trabajo afecta mi desempeño?

Si respondes “sí” a las tres, es muy importante que desarrolles tus soft skills para avanzar en tu carrera profesional.

Aunque ambas son complementarias, en general, las soft skills son más importantes en la mayoría de las carreras de negocios que las hard skills, y son las que se buscan urgentemente en el mercado laboral. Relacionarse con los demás, aprender a liderar, tener capacidad de gestión y de negociación, son habilidades que debemos aprender no sólo porque desarrollan nuestro potencial, sino porque como te comenté en un principio, son las habilidades más valoradas por empresarios y líderes.

Te invito a que identifiques las soft skills que debes desarrollar y a que las pulas cada día. Poco a poco, practicando para dominarlas, llegarás a crear una obra de arte que será valorada por muchos en tu ámbito profesional.


Conoce al autor:

Yolanda Barquera es coach y consultora de negocios en las áreas de desarrollo de talento y análisis de procesos. Tiene una pasión por el desarrollo y los procesos de cambio y le encantan las nuevas oportunidades para seguir aprendiendo. Especialista en el diseño e implementación de proyectos e-Learning.

El Reto de Trabajar en Equipos Multiculturales

Multicultural

 

¿Has llegado a un país que no conoces, donde hablan otro idioma y te sientes perdido?  Nuestra reacción natural es buscar un mapa.

Algo similar sentimos cuando estamos en un grupo con personas de otras culturas, entre las cuales, aún hablando el mismo idioma, reaccionamos en formas muy diversas. También necesitamos un “mapa cultural”.

Lo que la gente de un país o cultura ve como apropiado o de sentido común, puede ser diametralmente opuesto a lo que ciudadanos de otro país interpretan.  No es de extrañar que cuando un ejecutivo holandés está orgulloso de hablar “directo” a su colega latino, éste se sienta insultado; o que cuando un ejecutivo francés la de retroalimentación “honesta” a su colega norteamericano, éste interprete que será despedido.

Erin Meyer*, se dio a la tarea de hacer un “mapa cultural”, donde ubica a las diversas culturas internacionales en diferentes niveles de 8 escalas.  Estas escalas incluyen:

  1. Comunicación: Bajo Contexto vs. Alto Contexto
  2. Retroalimentación Negativa: Directa vs. Indirecta
  3. Persuasión: Teoría vs. Práctica
  4. Liderazgo: Igualitario vs. Jerárquico
  5. Toma de Decisiones: Consenso vs. Autoritario
  6. Confianza: Cognitiva (por Resultados) vs. Afectiva (por Relaciones)
  7. Desacuerdos: Confrontación vs. Evitación del Conflicto
  8. Tiempo: Lineal vs. Flexible

Es interesante diferenciar que cada uno de nosotros nos ubicamos en algún punto de cada escala, sin embargo, la riqueza viene no solo de saber en dónde estamos en términos absolutos, sino en términos relativos a la persona con la que estamos conviviendo.

Hablemos, por ejemplo, de la percepción del “tiempo”, hay culturas que tienen una percepción muy lineal del tiempo (Alemania o Suiza por ejemplo) y otras mucho más flexibles (como India o Arabia Saudita), donde el trabajo fluye y se va adaptado a las muchas actividades que ocurren simultáneamente.

Si citamos a una reunión de trabajo a las 10:00 AM, nuestros colegas alemanes esperan que inicie exactamente a las 10:00 AM.  Sin embargo, nuestros colegas de Brasil o Nigeria, iniciarán probablemente entre 10:00 y 10:45, dependiendo del tráfico, el clima y otras muchas variables externas; sin embargo, para ellos, la reunión inició a tiempo.  Esto obviamente generará un sentimiento de frustración en los colegas alemanes, si éstos no están consientes de las diferencias culturales.

Ubiquemos a México en este mismo contexto del tiempo, probablemente la junta planeada para iniciar a las 10:00 AM inicie realmente a las 10:10 AM.  Para los alemanes inició tarde, para los mexicanos inició a tiempo.

¿Y si la reunión se realiza en Brasil o India? Lo más probables es que inicie a las 10:30, para los mexicanos que esperaban comenzar a las 10:10 ésta habrá empezado tarde, mientras que para los anfitriones habrá iniciado justo a tiempo.

En la primera situación los alemanes estarán frustrados con los mexicanos impuntuales (desde su perspectiva del tiempo), pero en el último ejemplo los mexicanos estarán frustrados con sus colegas brasileños.

Como podemos comprobar, la percepción de cada uno de los involucrados dependerá de los términos relativos entre cada uno de ellos en la escala de referencia.

En un escenario mundial donde los negocios desdibujan las fronteras, es crítico entender las percepciones de cada uno de nuestros colegas, no solo con respecto al tiempo, sino en cada una de las 8 dimensiones definidas por Meyer, para poder entender la forma de liderar, tomar decisiones y hacer que las cosas sucedan en un contexto multicultural.

En próximas emisiones de este blog estaremos entrando en detalle a cada una de las 8 dimensiones, ubicando a la cultura mexicana en relación a las de muchos otros países, y buscando sensibilizarnos de sus diferencias, para lograr una convivencia más efectiva en nuestras relaciones laborales y sociales multiculturales.

* Meyer, Erin, “The Culture Map”, Public Affairs, 2014.


Conoce al autor:

Homero Villarreal  ha sido líder de equipos multinacionales tanto en Estados Unidos como a nivel global logrando no solo la trasformación organizacional sino la filosofía de negocios. Es Master en Ciencias por el Georgia Institute of Technology  y cuenta con formación en Coaching y Eneagrama. Director General Ejecutivo de IDESAA y Consultor de Empresas.