Employee Engagement: marcar la diferencia en la experiencia del empleado

Tiempo de lectura promedio: 5 minutos
En el artículo…
  • Diferencia entre bienestar y experiencia del empleado.
  • La buena comunicación es clave: gerentes, líderes y colaboradores.
  • El gran deseo de superación: asumir responsabilidades y recibir reconocimiento.

Hay que empezar a centrarse en las personas como un todo. Implantar una estrategia para aumentar el compromiso de los colaboradores con la empresa .

 

Sin pensarlo demasiado, ¿recomendarías a un amigo o amiga trabajar en la misma empresa que tú?

Yo hubiera pensado, al menos por las conversaciones que tengo con colegas y amigos, que la mayoría de las personas estamos a gusto en la empresa donde trabajamos, pero me sorprendió encontrar estadísticas que indican lo contrario. Una de las encuestas de Gallup más recientes reveló que solo el 15% de las personas están activamente comprometidas en su trabajo (Clifton, 2017).

Si piensas como yo, coincidirás conmigo en que es difícil estar 100% satisfechos con nuestro empleo, no todos los días son como nos gustarían, pero hay muchas cosas que nos hacen permanecer, esforzarnos y renovar los ánimos cada vez que es necesario.

Desde hace unos meses el bienestar se ha convertido en un término muy codiciado. Las empresas comenzaron a implementar buenas prácticas para cuidar de sus empleados y aumentar sus niveles de satisfacción. Luego, el término evolucionó a “Employee Experience” o Experiencia del Empleado, lo cual me pareció una propuesta mucho más ambiciosa e interesante, que busca enfocarse en más que solo mejorar las instalaciones, ofrecer horarios flexibles y organizar eventos de convivencia. Si bien es cierto que la motivación más grande nace en el interior de uno mismo, creo que mucha parte también la tiene la empresa. La Experiencia del Empleado va más allá de las “cosas” superficiales y profundiza en la relación empleado-empleador.

La realidad es que algunas personas no están dispuestas a hacer este esfuerzo de automotivación y si la empresa no hace su parte, es un gran detractor en todos los ámbitos. Piénsalo, un empleado desvinculado es capaz de reducir la moral del equipo, y si 8 de cada 10 personas en tu empresa se siente desconectada, la organización corre el riesgo de sufrir una gran pérdida económica.

¿Qué se puede hacer al respecto?

Hay que empezar a centrarse en las personas como un todo. Implantar una estrategia para aumentar el compromiso de los colaboradores con la empresa no es tan complicado como parece y traerá grandes beneficios para todas las partes. Como empleada, te aseguro que más que instalaciones modernas que incluyan área de juegos, lo que buscamos es más dirección, roles y responsabilidades claros y transparencia por parte de nuestros líderes.

La buena comunicación es clave

Todo comienza con la calidad y claridad de la comunicación. Si los líderes y gerentes no logran comunicarse claramente, entonces es muy poco probable que sus empleados directos tengan claridad sobre lo que deben hacer, y sobre todo, la razón e impacto de su trabajo. Esto último lo considero importantísimo, ya que es una cadena donde los gerentes más comprometidos tienen líderes más comprometidos, que luego tienen empleados más comprometidos.

El gran deseo de superación

Otro punto importante, es que los empleados buscamos sentirnos desafiados en nuestro trabajo. Saber que podemos asumir objetivos ambiciosos y afrontar grandes tareas es una fuente de motivación externa muy grande. Y aún más importante, que nuestros líderes sepan reconocer los éxitos cuando suceden. Cosas simples como un agradecimiento o un programa de premios para empleados pueden ser de gran ayuda.

Para reflexionar

Realmente ¿qué tan comprometidos estamos con nuestra organización y qué tan dispuestos estamos a “meter las manos al fuego” por ella? Creo que es tiempo de que las empresas se pongan creativas y de que los líderes se detengan a evaluar el grado de compromiso que tienen los colaboradores con su organización y cómo pueden aumentarlo desde una visión sostenible.

El concepto de bienestar por sí solo no hará que la fuerza laboral se involucre por completo. Al implementar una estrategia de Employee Experience, no solo se estarán considerando factores que generen satisfacción inmediata, sino que se estará trabajando activamente por mejorar el desarrollo de las personas y el resultado final de todos los esfuerzos.

Una fuerza laboral comprometida está más presente. Una fuerza laboral comprometida se siente más sana y segura. Una fuerza laboral comprometida crea clientes felices. Me pregunto ¿cómo sería el mundo si a todos nos gustara nuestro trabajo?

Referencias

Clifton, J. (13 de Junio de 2017). News Gallup. Obtenido de https://news.gallup.com/opinion/chairman/212045/world-broken-workplace.aspx?g_source=position1&g_medium=related&g_campaign=tiles

 


Conoce al autor:

Brenda Rocamontes es Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación por la UDEM, con experiencia laboral en comunicación interna y externa. Colabora en IDESAA en la Administración de Proyectos de Comunicación y Marketing. Apasionada por temas de desarrollo humano, emprendimiento social, danza, arte y cultura.

 

Compartir