3 tips para diseñar materiales atractivos para el aprendizaje

¿Qué hace que un material sea atractivo y me permita tener una disposición para el aprendizaje?

Acostumbro revisar de forma continua diversas redes sociales y veo un gran número de materiales. No todos están orientados a la enseñanza o aprendizaje, pero me ayudan a generar ideas y conocer diseños que son atractivos y que despiertan mi interés por leer o conocer más, y aquellos que no lo son y los paso de largo.

Para mí algunos elementos esenciales para elaborar un buen material son:

1. El título

Despierta el interés por descubrir lo que hay detrás de él. Desde luego este título tiene que estar alineado al interés de tu lector, participante o colaborador. Debe ser lo suficientemente seductor para querer continuar descubriendo sobre el tema, y para poner todos los sentidos en lo que sigue. A mí en lo particular me encanta los títulos que inician con preguntas, como por ejemplo “¿Te gustaría tener 10 horas extras a la semana?”. Esta pregunta la puedes utilizar para un tema de administración del tiempo. También me gustan títulos en donde me digan lo que voy a recibir de forma práctica, como por ejemplo el que elegí para este escrito: “3 tips para diseñar materiales atractivos”. Recuerda que el adulto busca aprender aspectos prácticos que impacten en su trabajo y vida diaria.

2. Elementos visuales.

Como dice el dicho: “una imagen dice más que mil palabras”. Las imágenes ayudan trasmitir no solo conceptos sino también emociones. Cuando se conectan todos los sentidos se genera mayor impacto y el aprendizaje permanece en el tiempo. Los elementos visuales permiten generar también metáforas. Las metáforas permiten abordar realidades que pueden ser difíciles de comprender, cultivan la imaginación y creatividad. Yo he utilizado el cubo de Rubik para hablar sobre los diversos roles del trabajo en equipo, así como estilos de pensamiento. Se puede reflexionar sobre las caras cuando tienen diversos colores, cómo se tiene que ir trabajando y moviendo cada uno de los elementos para tener caras del mismo color y lo que esto puede significar en un equipo de trabajo. Siempre es enriquecedor escuchar las opiniones y reflexiones de las personas que participan en el proceso que estoy facilitando.

Otros elementos visuales son los mapas de conceptos, las infografías, los mapas mentales y cualquier otro diagrama conceptual que sea de tu preferencia. Todos ellos permiten tener a la vista los conceptos, rutas, objetivos, temas, que se van a tratar. Inserta imágenes, íconos, fotos, logos o cualquier otro elemento que te ayude a hacerlo atractivo. Piensa siempre en tu audiencia, su perfil, estilo y desde luego el tema a tratar para que selecciones los elementos visuales más convenientes. Esto en ocasiones demanda mucho tiempo, pero la inversión siempre tiene su recompensa.

3. Estructura y orden

Utiliza una estructura y orden de acuerdo con el objetivo que persigues. Cuando entro a un espacio que está desordenado, que no tiene estructura o me encuentro con muchas cosas en el escritorio o fuera de lugar mi cuerpo siente estrés, el desorden pasa del terreno físico al mental y no encuentro cómo empezar. Lo mismo sucede con los materiales, si estos no tienen un orden, una estructura, hay demasiados elementos visuales, o muchos tipos de letras y colores, me siento abrumada y me cuesta más trabajo querer leer o poner atención a lo que tengo enfrente. Un material atractivo debe permitir poner atención a lo que es importante, ser de fácil lectura y comprensión, con un lenguaje y elementos con los que sea sencillo identificarse.

Te invito a poner en práctica estos 3 tips. Seguramente tú tienes otros, compártelos conmigo.


Conoce a la autora:

Lucy Mota es consultora en Universidades Coporativas, Evaluaciones 360, Planes Individuales de Desarrollo. Certificada en Hogan Assessments, Metodología de Lego Serious Play, Design Thinking, Points of you, Change Management, DiscoverInn, Gestión del Cambio y Develop Cards. En el Tecnológico de Monterrey fue borrego de oro por ser la mejor profesora de su división. Tiene dos maestrías, una en administración y otra en calidad y productividad.

Compartir