Desafíos al evaluar las necesidades de capacitación de tu empresa en el contexto de COVID

Tiempo de lectura promedio: 4 minutos
En el artículo…
  • Lo que debes tener en cuenta para realizar una Detección de Necesidades de Capacitación efectiva.

 

 

Las empresas no pueden ser resilientes si su fuerza laboral no lo es.

A medida que el mundo va planificando la vida después de la pandemia, los desarrolladores de talento requerimos capacitar a los colaboradores de nuestra organización para garantizar que las operaciones y la productividad no se detengan. La pandemia ha acelerado algunas tendencias en la dinámica del lugar de trabajo que ya estaban en marcha, pero también ha sacado a flote algunas brechas de capacidades que resultan perjudiciales para el buen desarrollo de las funciones de las empresas.

Realizar una DNC efectiva que proporcione una comprensión integral de las necesidades de la empresa, nos da la oportunidad de demostrar el valor de nuestra función, reforzando y apoyando la capacitación que es fundamental para la continuidad y el éxito del negocio.

Algunas cuestiones que debes tener en cuenta en este nuevo contexto:


Evalúa a tu audiencia:

Considera si los colaboradores están ¿frustrados y ansiosos? ¿trabajando en periodos extendidos? ¿retados más allá de sus capacidades? ¿estresados por efectos de la pandemia en ellos y en sus familias? ¿qué ha cambiado para ellos?

Evalúa su entorno laboral:

Piensa dónde y cómo están trabajando los colaboradores. ¿El trabajo desde casa ha sido nuevo para ellos? ¿Integrar a los equipos a la distancia les ha sido difícil? ¿Qué tan cómodos se sienten con el uso de la tecnología? ¿Qué necesitan los líderes y los equipos para desempeñarse mejor?

Determina lo que se necesita ahora:

¿Cuáles son las prioridades a corto plazo? ¿Qué necesitan los colaboradores para tener éxito en medio de los cambios que se han provocado en la empresa y en la industria? Es clave identificar qué cambios en actividades, comportamientos y habilidades serán necesarios para los cambios que traerá la nueva forma de trabajar.

Haz las preguntas correctas, de manera constante:

Si no hacemos las preguntas correctas, el mismo problema seguirá apareciendo porque no habremos hecho nuestra debida diligencia para comprender realmente cuál es el desafío. Entonces, resolvemos lo incorrecto, o resolvemos un síntoma del problema, pero no identificamos lo que realmente está sucediendo.

Ve a la fuente:

A menudo recibimos solicitudes estratégicas de capacitación desde la dirección y la visión se desarrolla a partir de los niveles ejecutivos. Pero, para brindar soluciones verdaderamente efectivas, debemos dirigirnos directamente a la fuente: los colaboradores. Hacerlo significa que entendemos las necesidades de quienes están en la línea. Esto nos garantiza ganar una comprensión integral del problema y brindar una solución integral.

Explora nuevas oportunidades:

Es posible que las experiencias de aprendizaje que antes hayan tenido eco en tu audiencia ya no lo sean. Considera el uso de enfoques de capacitación nuevos para crear experiencias de aprendizaje memorables.

Protege los presupuestos:

Las empresas no deberían recortar los presupuestos de capacitación, especialmente porque la crisis actual requerirá un cambio mayor de habilidades. Utiliza el presupuesto para hacer de la construcción de habilidades una palanca estratégica clave para adaptarse a la próxima normalidad. Haz la capacitación más digital y accesible para tus colaboradores.

Con todo lo anterior, encontrarás aquello que puede generar más valor en el nuevo modelo de negocio al que tu empresa se esté ajustando y podrás definir acciones con las cuales la empresa utilice bien su tiempo, dinero y recursos en una agenda de readaptación que desarrolle: la experiencia digital de los colaboradores, sus conocimientos para el nuevo entorno, así como sus habilidades emocionales y de adaptabilidad. Las empresas no pueden ser resilientes si su fuerza laboral no lo es.


Conoce al autor:

Yolanda BarqueraYolanda Barquera Directora de Desarrollo de Talento de IDESAA. Es coach y consultora de negocios en las áreas de desarrollo de talento y análisis de procesos. Tiene una pasión por el desarrollo y los procesos de cambio y le encantan las nuevas oportunidades para seguir aprendiendo. Especialista en el diseño e implementación de proyectos e-Learning.