No es lo mismo “capacitación práctica” que “practicar y practicar” en la capacitación

No es lo mismo “capacitación práctica” que “practicar y practicar” en la capacitación

Eres el gerente de desarrollo de talento y tu empresa necesita que un grupo de líderes desarrolle en mayor medida sus habilidades para el manejo de juntas pues se ha constatado que en las reuniones generalmente se consume tiempo en exceso.

Contratas a una empresa externa especializada para que diseñe e implemente el programa de capacitación, establecen los objetivos del programa, y aclaras que buscas, antes que nada, que el curso sea “práctico”. Informas a los directivos de la empresa para que seleccionen a los gerentes y jefes que deben participar, y se les convoca a un “Curso Práctico de Manejo de Juntas”. Todo queda listo para la ejecución.

Durante la primera sesión de capacitación, el consultor presenta una serie de aspectos conceptuales lo que causa desconcierto en algunos participantes produciendo confusión en el grupo; algunos incluso pretenden dejar de asistir a la capacitación.

¿Qué sucedió? La palabra «práctico» en el nombre de un curso puede dar a lugar a diversas interpretaciones. Hay quienes lo entienden como aprender una serie de conceptos básicos y luego ejercitarlos con casos y ejemplos de situaciones reales del trabajo; y otros simplemente deducen que “practicarán” una tarea determinada, tal como llevar a cabo ejercicios simulados o completar una serie de plantillas hasta dominar su llenado.

Esta es una situación más común de lo que la gente involucrada en capacitación se puede imaginar, por eso es necesario tener bien claro qué significa que un curso sea práctico y cuáles son los beneficios subsecuentes para los participantes. Además, como gerente de desarrollo de talento sabes que la capacitación es una inversión importante para tu empresa y no puedes permitir que haya malentendidos que demeriten un programa.

Un curso «práctico» necesariamente debe partir de una serie de conocimientos sobre el tema para que los participantes aprendan conceptos clave y para que todos inicien desde una misma base. Posteriormente las personas conocerán una serie de técnicas que sean aplicables a situaciones reales de su ambiente laboral.

El hecho de conocer con exactitud qué significa participar en un curso práctico, pone a las participantes en la misma sintonía ya que la expectativa es clara, y los hace sentir más motivados y comprometidos con el programa. Y al final de la capacitación, serán capaces de aplicar lo que han aprendido en su trabajo diario.

Una capacitación que se centra solo en la práctica de determinadas tareas puede alcanzar que haya un cierto dominio de estas, sí, pero seguramente no será relevante para el objetivo que realmente se persigue, y mucho menos tendrá el impacto deseado en la empresa, sobre todo a mediano y largo plazo. Aclarar lo que significa «práctico» asegura que los participantes sepan exactamente qué esperar.

Para ti, gerente de desarrollo de talento, es de gran importancia tener una comunicación clara y especificar los términos utilizados para evitar confusiones. Entre mejor diseño original tenga el curso la probabilidad de éxito será mayor.

¡Suscríbete
a nuestro blog!

Recibe de manera semanal artículos con temas para hacer más efectiva la Capacitación y Desarrollo de tu empresa.

Continuar


En IDESAA, por 30 años, hemos diseñado y entregado soluciones de capacitación y desarrollo, personalizadas y únicas para la empresa, que abordan sus retos y cumplen con sus objetivos particulares.
¿Quieres conocer casos de éxito de estas soluciones de capacitación que han generado resultados contundentes? Ponte en contacto con nosotros si estás buscando un experto de C&D para aportar valor a los proyectos de tu empresa: Arquitectura de Capacitación Empresarial
Conoce al autor:

Rene Mena SeifertRené Mena Seifert es creador, fundador y CEO de IDESAA, TRUE e-Learning y del Foro Pro-Talento Empresarial. Su especialidad es el diseño e implementación de soluciones de negocio basadas en proyectos de capacitación y desarrollo de talento hechos a la medida de las empresas.