4 aplicaciones para el uso de tecnologías inmersivas en eLearning

4 aplicaciones para el uso de tecnologías inmersivas en eLearning

Empecemos por mencionar, ¿Qué son las tecnologías inmersivas?

Son tecnologías digitales que crean ambientes virtuales, realistas, en donde el usuario puede experimentar la sensación de estar inmerso en un ambiente físico, y a la vez interactuar con elementos ficticios. Algunos ejemplos de estas tecnologías son: la Realidad Virtual (RV), la Realidad Aumentada (RA) y el video 360°.

Cada vez es más común escuchar sobre la aplicación de tecnologías inmersivas en el ámbito de la capacitación corporativa, sin embargo, vale la pena hacer un alto y preguntarse: ¿En qué tipo de situaciones es conveniente utilizarlas y, además, para el desarrollo de cuáles habilidades pueden ser aplicables?

La decisión de apoyarse en el uso de tecnologías inmersivas para crear programas de formación en modalidad eLearning innovadores y a la vanguardia, y que permitan a la empresa obtener resultados de forma rápida, es un tema que debe evaluarse cuidadosamente, no solamente por el presupuesto requerido, sino por el valor real que éstos generarán, y por el tipo de habilidades que se deseen desarrollar.

En seguida comparto 4 recomendaciones de situaciones donde se puede recurrir al uso de tecnologías inmersivas:

1- Recorridos virtuales: Un video 360° como parte de un programa de inducción para nuevos empleados, puede crear entornos donde un participante se desplace e interactúe para conocer y explorar detalladamente las instalaciones de una empresa y su ambiente de trabajo.

2- Ambientes peligrosos o de alto riesgo: Estas tecnologías son muy útiles para simular entornos realistas que implican recursos costosos o peligrosos y a los que difícilmente se tiene acceso para impartir entrenamiento de forma segura y controlada, ya que por su naturaleza son de alto riesgo. Por ejemplo, entrenamiento a los operarios de una planta de producción para atender situaciones de emergencia y conocer procedimientos de seguridad sin exponerse a un riesgo real.

3- Aprendizaje de habilidades técnicas: Para entrenamiento donde a través de la práctica se desarrollen habilidades técnicas. Por ejemplo, la reparación de maquinaria por parte de técnicos en mantenimiento.

4- Entrenamiento de un tema especializado y práctica: En campos como la ingeniería y la medicina, las tecnologías inmersivas como la RV y la RA pueden ayudar a los participantes a conocer sistemas en 3D con un alto nivel de detalle, y también a practicar procedimientos que por su alto riesgo para el participante y/o terceras personas serían imposibles de explorar.

Como puedes ver, las situaciones descritas con anterioridad tienen que ver más con el desarrollo de habilidades técnicas que con el desarrollo de habilidades interpersonales (softskills), que son las que permiten que una persona se relacione con su entorno laboral.

Aunque las tecnologías inmersivas ofrecen ventajas como la adquisición de experiencia práctica en ambientes realistas y seguros, y en ocasiones se sugiere el uso de RV y RA para el desarrollo de softskills debido a que se pueden simular ambientes de oficina, no todas las situaciones de aprendizaje son realmente apropiadas o requieren inmersión. Por tanto, es fundamental evaluar la naturaleza de las habilidades que se pretenden desarrollar antes de decidir la opción más adecuada para los objetivos del programa de formación. Es posible que existan alternativas efectivas y menos costosas basadas en un enfoque más tradicional de eLearning que siga siendo interactivo y atractivo para los participantes.

Te invito a que te pongas en contacto con un asesor IDESAA para que conozcas alternativas de proyectos eLearning que podemos ofrecer según el tipo de habilidades que se requieran desarrollar. contacto

¡Suscríbete
a nuestro blog!

Recibe de manera semanal artículos con temas para hacer más efectiva la Capacitación y Desarrollo de tu empresa.

Continuar


Conoce a la autora:
Mayra Nuriulú es Gerente eLearning en IDESAA. Tiene más de 15 años de experiencia en la formación de talento ejecutivo y académico a nivel posgrado y en e-Learning. Participó en la planeación, diseño e impartición de cursos en modalidad virtual de la Maestría en Administración Empresarial y en la Maestría en Comercio Electrónico de la Vicerrectoría de Programas en Línea del ITESM

Compartir