Diseños Instruccionales creativos y Experiencias de Aprendizaje memorables

Vivimos en un mundo de experiencias. Mucho se dice incluso que éstas son más importantes que tener aspectos materiales. Y la verdad estoy de acuerdo. Cuando vivo una experiencia que es memorable mis emociones, mi mente y mi alma se ponen felices así como los recuerdos que se quedan conmigo. Desde esta perspectiva busco de manera continua que las experiencias de aprendizaje que diseño toquen las emociones de los demás y lograr un impacto en la persona.

El diseño instruccional debe buscar desarrollar estas experiencias de aprendizaje. Hay diversas metodologías dentro del diseño instruccional. En particular a mí me gusta aplicar algunos principios del Design Thinking. Esta metodología de innovación se utiliza para la solución de retos y el diseño de experiencias centradas en el usuario.

¿Cómo podría diseñar una experiencia memorable que permita el aprendizaje de cierto tema?

La metodología de Design Thinking busca:

  • Acercarse y diseñar en función de los usuarios, entendiendo quién es este usuario y empatizando con él.
  • La solución se basa en el usuario, teniéndolo en el centro del proceso.
  • En general no se sabe de antemano la solución y el proceso facilita por sí mismo el pensamiento creativo.
  • La primera fase busca entender el problema, empatizar con el usuario y encontrar los insights.
  • Es necesario confiar en el proceso.
  • El pensamiento se maneja en dos modos o tipos; pensamiento divergente y pensamiento convergente. Esto permite presentar ideas sin juicios ni restricciones y posteriormente evaluarlas.
  • Se desarrollan prototipos que se validan con el usuario para poder afinar la solución.

En esta metodología se cuenta con herramientas como el mapa de empatía y la jornada del usuario que generan valor cuando estamos hablando de diseño instruccional.

El mapa de empatía te permitirá comprender mejor quién es la persona que será el centro de tu experiencia de aprendizaje, qué aspectos son los que le gustan y lo mueven así como cuáles son sus preocupaciones.

El mapa de la jornada del usuario permite definir y analizar las diversas actividades que desarrolla un usuario en el uso de un producto o servicio. En este caso podríamos definir las actividades y momentos de cada punto del proceso de aprendizaje y con ello incluso generar estrategias para impactar en los diversos estados emocionales que deseamos que aquella persona que aprende tenga..

Es importante desarrollar un pensamiento creativo y como dicen salirse de la caja para poder diseñar una experiencia que en verdad impacte en el otro y genere el aprendizaje que se está buscando. La experiencia que se está buscando no tiene que ser formal, o en un curso, puede diseñarse para generarse en cualquier momento y en cualquier interacción.


Conoce a la autora:

Lucy Mota es consultora en Universidades Coporativas, Evaluaciones 360, Planes Individuales de Desarrollo. Certificada en Hogan Assessments, Metodología de Lego Serious Play, Design Thinking, Points of you, Change Management, DiscoverInn, Gestión del Cambio y Develop Cards. En el Tecnológico de Monterrey fue borrego de oro por ser la mejor profesora de su división. Tiene dos maestrías, una en administración y otra en calidad y productividad.