Quedarse sin empleo en la mediana edad. ¿Cómo vencer el temor?

Sentir miedo de quedarse sin trabajo en la mediana edad es entendible. Y esto no solo para quienes tienen la responsabilidad de una familia; he conocido a personas con solvencia económica que experimentan el mismo temor.

No analizaré las razones por las que hay menos oportunidades para personas en sus 40s y 50s, pero es un hecho que les sería más difícil reinsertarse en el mercado laboral.

¿Qué puedes hacer si estás en esta situación y te sientes así?

  1. Evita trampas mentales. Pensar que en las empresas no aprecian tu experiencia y tus conocimientos no tiene caso. Es mejor centrarte en ti mismo y en tus capacidades, eso fortalecerá tu confianza.
  2. Hazte a la idea de que no estás viejo para el mercado laboral. Cualquier persona con actividades bien realizadas y enfocadas puede aportar mucho a su compañía. La clave es el valor de las actividades, no la edad de quien las realiza.
  3. Cultiva diariamente tu expertise profesional. Conviértelo en un “producto” preciado. Reflexiona frecuentemente ¿qué beneficios le ofrezco a la empresa con mi trabajo? ¿qué nombre tiene ese trabajo que yo ofrezco?
    • Aquí vale un comentario adicional importante: no es lo mismo darle nombre a mi “producto” (trabajo), que utilizar el nombre de un puesto determinado. Por ejemplo, “Comercialización de artículos deportivos en cadenas de autoservicio”, en lugar de “Gerente Comercial”. El primero tiene implícito el beneficio para la empresa (contar con una persona especializada en ese tipo comercialización). Del segundo solo se sabe la posición que ha tenido o a la que aspira.
  4. Actualízate. No se puede pretender tener un trabajo en este tiempo pensando que la tecnología no es para ti.
  5. Desarrolla tus habilidades. Nadie puede afirmar que está en su máximo nivel de inteligencia emocional, o de habilidades del pensamiento, de comunicación, negociación o liderazgo, por mencionar algunas. Capacítate en todo momento teniendo en mente que en cada actividad siempre es posible impulsar tus capacidades personales-profesionales.

Entonces, ¿qué puedes hacer para evitar el temor de quedarte sin trabajo? Prepárate cada día para que en caso de requerirlo siempre estés en posición de aplicar con mayor probabilidad de éxito a un empleo determinado.

Prepárate no solo con un currículum bien hecho, extenso, enunciando los estudios y experiencias laborales; complementa además esa información comunicando claramente el valor y beneficios que puedes ofrecer a la organización.

Un apunte final, los beneficios deben poder demostrarse. Eso lo platicaremos en un siguiente artículo.

– René Mena Seifert


Conoce al autor:

Rene Mena Seifert

René Mena Seifert es creador, fundador y CEO de IDESAA, TRUE e-Learning y del Foro Pro-Talento Empresarial. Su especialidad es el diseño e implementación de soluciones de negocio basadas en proyectos de capacitación y desarrollo de talento hechos a la medida de las empresas.

Compartir