Aprender siempre es posible

Para mí aprender es algo divertido, mágico, motivante e inspirador. Siempre he pensado que esta es una característica de todo ser humano. Pasamos toda la vida aprendiendo desde que nacemos hasta que morimos, aunque no nos demos cuenta de ello. Queremos conocer el mundo que nos rodea, somos curiosos por naturaleza.

Cuando me encuentro con un material que es atractivo, entregado de forma interesante e incluso hasta divertido, alineado a mis intereses puedo sumergirme fácilmente en un nuevo mundo de posibilidades.

Cuando tengo en frente a un líder que me inspira, me motiva, me muestra con el ejemplo y me presenta desafíos me siento muy motivada para lograr hacer cosas diferentes, resolver problemas y desarrollarme.

Sin embargo, también podemos mostrar apatía y desinterés cuando el ambiente que rodea al aprendizaje no es el adecuado.  El mundo que estamos viviendo nos está mostrando que es necesario que organizaciones y personas nos adaptemos a nuevas situaciones y generemos nuevos aprendizajes.

Pero ¿cómo podríamos generar un ambiente que favorezca el aprendizaje al interior de las organizaciones?  Esta pregunta tiene múltiples perspectivas desde donde puede responderse. Adicional a ello cada organización es única en su cultura, talento y valores.

En esta ocasión quiero poner énfasis en el rol de los líderes para impactar en el aprendizaje.

El aprendizaje a través del apoyo de liderazgo.

En la literatura podemos encontrar muchas definiciones de liderazgo. Cualquiera que sea que tu organización maneje estoy segura de que le da un peso importante al rol de liderazgo y su influencia en el aprendizaje de las personas que lidera.

¿Cómo podríamos promover el aprendizaje si los líderes no ponen el ejemplo?  Tenemos en México el dicho: “las palabras convencen, el ejemplo arrastra”.  Para mí es indispensable que si quiero  favorecer el aprendizaje  en mis hijos, en mi equipo, en mi organización, debo poner el ejemplo. No hay aspecto que tenga más fuerza cuando queremos lograr una acción, una actitud o establecer un valor que ser ejemplo de lo que estamos buscando. Y no es cuestión de que los líderes vayan a un curso. Es necesario recordar que el aprendizaje se puede obtener de distintos medios. Pero lo más importante debe implementarse y por tanto se deben hacer cambios en el liderazgo, en la forma de dirigir los equipos, en el momento de realizar un proceso, etc. El aprendizaje de los líderes debe ser visible para todos.

Otro aspecto en el que el líder tiene un gran impacto es en crear un ambiente en donde las preguntas y dudas se puedan externar. Donde se pueda explorar ideas, experimentar, equivocarse y volver a levantarse. En este sentido te invito a que observes que pasa  en juntas, reuniones e incluso conversaciones que sostienes o sostienen los líderes de tu organización:  ¿Cuántas preguntas se generan? ¿Existen personas que externan una opinión diferente y son escuchadas? Los niños generan mucho de su aprendizaje a través de preguntas. Los adultos también aprendemos a través de las preguntas. La solución de problemas, la mejora de un proceso, la creatividad e innovación requieren que se hagan preguntas en primera instancia. 

Si quieres generar un ambiente en donde se impacte en el aprendizaje, te invito a revisar aspectos y características claves del liderazgo en tu organización.  El liderazgo impacta en el ambiente, este debe proveer seguridad psicológica, valorar las diferencias, permitir el correr riesgos y aprender de los errores.

 


Conoce a la autora:

Lucy Mota es consultora en Universidades Coporativas, Evaluaciones 360, Planes Individuales de Desarrollo. Certificada en Hogan Assessments, Metodología de Lego Serious Play, Design Thinking, Points of you, Change Management, DiscoverInn, Gestión del Cambio y Develop Cards. En el Tecnológico de Monterrey fue borrego de oro por ser la mejor profesora de su división. Tiene dos maestrías, una en administración y otra en calidad y productividad.