Súbete a ti mismo de puesto

¿Cómo subir de puesto sin pedirlo o depender de nadie, incluso de tus jefes?  Pues, ¡hazlo por ti mismo!
 
No estoy hablando de ganar estatus o más dinero. No es la idea en esta ocasión. Aunque, si logras escalar tu puesto ahora, el efecto será que tendrás beneficios tangibles en el mediano y largo plazo.
 
Tampoco hablo de trabajar 80 horas por semana. No, de lo que se trata es conseguir darle mayor valor a tu posición y a la larga provocar que, en tu compañía o en otra, el resultado inevitable sea ocupar un mejor lugar.
 
¿Cómo se logra darle más valor a un puesto?

  • Conoce en forma profunda eso que haces, ten claridad de su importancia y cómo repercute para el éxito de la empresa.
     
  • Piensa que tu puesto es un “producto” que ofrece una serie de beneficios (a ciertos clientes) y “empaquétalo”: dale un nombre al producto, enlista esos beneficios que le ofrece a la compañía y mapea los pilares o actividades clave necesarios para tener éxito. Una vez “empaquetado” trabajar en su mejora estará al alcance.
     
  • Haz una lista de los problemas más comunes, el tipo de errores más frecuentes que se presentan, y diseña procesos y actividades que permitan evitarlos.

Por otra parte, conviene prepararse en el ámbito profesional para enriquecer el puesto.  Lo puedes lograr no solo con capacitación constante, sino rodeándote de personas que buscan superarse profesionalmente, aunque su área de especialidad sea diferente.
 
Hazlo por ti mismo, decide tomar en primera persona la responsabilidad de darle más valor a la posición. Es un proceso en el que no bastan los conocimientos o saberes, se necesitan también habilidades y mucha actitud. Lo bueno es que te sentirás muy bien en el camino.
 
– René Mena Seifert


Conoce al autor:

Rene Mena Seifert

René Mena Seifert es creador, fundador y CEO de IDESAA, TRUE e-Learning y del Foro Pro-Talento Empresarial. Su especialidad es el diseño e implementación de soluciones de negocio basadas en proyectos de capacitación y desarrollo de talento hechos a la medida de las empresas.

Compartir