Adaptar las soluciones de aprendizaje a diferentes generaciones

Adaptar las soluciones de aprendizaje a diferentes generaciones

Actualmente, el aprendizaje en línea es clave para el desarrollo de habilidades en el trabajo y la adquisición de nuevos conocimientos en general.  Uno de los retos importantes al desarrollar soluciones de aprendizaje en este tipo de modalidad, es considerar que los diferentes grupos generacionales a los que pertenece nuestra audiencia meta pueden tener diferentes necesidades y expectativas en términos de capacitación y desarrollo profesionales.

Al diseñar contenidos en línea para públicos intergeneracionales, es muy importante reconocer que cada generación tiene sus propias fortalezas y desafíos.

Con el fin de construir una capacitación que sea de valor a una audiencia intergeneracional, es imprescindible revisar cuáles son las principales características que distinguen a cada grupo:

  • Baby boomers (1946-1954): nacieron en los años posteriores a la segunda guerra mundial, son muy tradicionales y valoran la productividad. Su experiencia es netamente analógica.
  • Generación X (1965-1979): sufrieron grandes cambios y son conocidos como la “juventud de los 80’s”. En su infancia su experiencia fue analógica y en su madurez, digital.  Vivieron la llegada de Internet y son llamados “inmigrantes digitales”.
  • Generación Y (1980-1995): se les llama “millennials” y son considerados nativos digitales. No conciben la realidad sin tecnología. Son propensos al multitasking y en su mayoría, son emprendedores.
  • Generación Z (1995-2015): también son nativos digitales y con alta propensión al consumo. Desde su niñez están familiarizados con el Internet, tienen acceso y saben manejar la tecnología.  Profundizan los entornos virtuales y su principal comunicación es en redes sociales.

Ya que tenemos un conocimiento más detallado de las peculiaridades de cada grupo, ¿cómo adaptar contenidos a las necesidades de cada uno sin perder la efectividad en el diseño?

A continuación, algunas pautas a considerar:

  • Flexibilidad y personalización: Permitir a los estudiantes elegir su propio ritmo de aprendizaje y adaptar los contenidos a sus necesidades individuales. Proporcionar variedad de formatos, como texto, audio, video y actividades prácticas, para atender diferentes preferencias de aprendizaje.
  • Claridad y concisión: Utilizar un lenguaje claro y directo, evitando tecnicismos innecesarios. Estructurar los contenidos de manera lógica y presentar la información de forma concisa para facilitar la comprensión y retención.
  • Interactividad y participación: Incluir actividades interactivas, ejercicios prácticos y evaluaciones para mantener a los estudiantes comprometidos y promover el aprendizaje activo. Fomentar la colaboración entre estudiantes de diferentes generaciones a través de foros de discusión o actividades grupales.
  • Diseño visual atractivo: Utilizar gráficos, imágenes y videos de alta calidad para enriquecer la experiencia de aprendizaje. Adaptar el diseño visual a las preferencias estéticas de diferentes generaciones, evitando estereotipos o imágenes exclusivamente orientadas a una generación específica.
  • Accesibilidad: Asegurarse de que los contenidos e-learning sean accesibles para personas con discapacidades visuales, auditivas o motoras. Proporcionar subtítulos en videos, descripciones de imágenes y opciones de navegación sencillas para garantizar que todos los participantes puedan involucrarse plenamente.
  • Retroalimentación y seguimiento: Ofrecer retroalimentación oportuna y constructiva a los participantes, ya sea a través de comentarios personalizados o evaluaciones periódicas. Proporcionar oportunidades de seguimiento y refuerzo para asegurar la aplicación efectiva de los conocimientos adquiridos.

La flexibilidad, la personalización, la interactividad, el diseño visual atractivo, la accesibilidad y la retroalimentación son elementos clave para un diseño efectivo. Por lo tanto, se deberá adoptar un enfoque inclusivo que valore la diversidad y promueva la colaboración entre las generaciones.

Al tener en cuenta estas pautas, podemos garantizar que el aprendizaje en línea sea accesible, atractivo y beneficioso para todos los participantes, independientemente de su edad o generación. Además, las empresas pueden obtener beneficios al observar un aumento en la tasa de finalización de cursos, colaboradores más entusiasmados y dispuestos a aprender y aplicar sus conocimientos en su área de trabajo, entre otros aspectos que contribuyen al éxito de la organización.


En IDESAA podemos ayudarte a optimizar los proyectos de capacitación y desarrollo de tu empresa con el mejor eLearning y recursos tecnológicos, para incrementar su efectividad, lograr mayor alcance, y reducir costos.

Ponte en contacto con un asesor IDESAA para que conozcas algunos de los proyectos eLearning más exitosos que hemos implemento en diversas empresas. eLearning

Conoce a la autora:

Cristina González es Consultora de IDESAA. Ha trabajado en la industria del eLearning durante más de 15 años, adquiriendo experiencia como tutor en línea y como diseñadora instruccional. Se especializa en desarrollar storyboards para cursos online de instituciones educativas y empresas.