DEEP WORK: 4 consejos que te ayudarán a enfocarte y maximizar tu productividad en Home Office

 

Deep Work

 

Piensas en todo lo que tienes que hacer. Has trabajado todo el día y apenas llevas una tarea. Tres más siguen pendientes. De repente, te llegan dos WhatsApp, otra cita Zoom y el cuarto correo urgente. Te dices: “Bueno, mañana será diferente”. Pero ¿en realidad lo será? ¿Cómo puedes enfocarte con tantos distractores digitales?

 

La técnica Deep Work te hace el Home Office más enfocado… y productivo. Es una habilidad que te mantiene concentrado en un trabajo mentalmente demandante. Una destreza que convertirás en hábito con la práctica.

¿Qué beneficios obtienes del Deep Work?

  • Enfocas tu atención en lo importante
  • Inviertes tiempo en lo que aporta valor
  • Minimizas el trabajo superfluo
  • Logras concentración y disciplina
  • Disminuyes los distractores continuos
  • Aprendes a mantenerte en “tu zona”
  • Mejoras tu productividad Home Office

¿Cómo funciona el Deep Work?

Para trabajar con gran concentración y enfoque en una tarea Home Office exigente, sigue estas cuatro reglas:

Regla ¿Qué tienes que hacer?
1.    Trabaja profundamente Busca proactivamente el trabajo relevante, el que requiere mayor atención y análisis, mayor planeación, diseño o creatividad. Después, agéndalo como si se tratara de una cita importante con un cliente o el jefe. Si respetas este tiempo con disciplina, te volverás más eficiente, productivo… y competitivo.

 

2.    Siéntete
cómodo con el aburrimiento
 
Evita en lo posible la atención residual, fragmentada, de “vistazo rápido”: esa propensión por estar conectado a todo, y responderles a todos en todo instante. Separa un momento para atender mensajes y correos, pero dedica la mayor parte de tu tiempo al trabajo duro que te hace sentirte pleno y realizado, a las actividades que aportan valor.
3.    Elige bien
tus redes
sociales
Aléjate de la vida digital saturada, con múltiples distractores que demandan tu atención, de por sí escasa, y reducen sensiblemente tu potencial creativo. Construye un espacio virtual simple, minimalista, con el networking correcto que te permita invertir tu tiempo con el máximo beneficio personal-profesional.

 

4.    Minimiza lo
superficial
Elimina rápidamente cualquier actividad que no te exija concentración enfocada y continua, y en particular, las que son altamente adictivas, por ejemplo, algunas aplicaciones no esenciales en tu celular. Si liberas tiempo de tu agenda dedicado a tareas superfluas, y te organizas bien, sentirás cómo todo fluye y el avance y los resultados llegan.

 

¿Cómo puedes mantenerte en tu “zona enfocada”, una vez que llegas a ella?

Evalúa cuánto lograste hoy al aplicar estas sencillas reglas, y bríndate retroalimentación positiva. Automotívate continuamente para perseverar en la disciplina de optimizar tu energía y tu tiempo. Tu concentración dirigida se convierte en facultad vigorosa. Y te ayuda a transformar ágilmente tu entorno y el de las personas con las que trabajas y con quienes convives en el día con día.

Hoy inicias con tu agenda organizada. Enfocado. Concentrado. Seguro. Sabes que tus resultados están a la vista.

 

 


Conoce al autor:

René RangelRené C. Rangel Colmenero es Director de Proyectos y Consultor de Negocios en IDESAA. Es especialista en el desarrollo de proyectos de negocio y de innovación enfocados a mejorar la competitividad e impulsar la rentabilidad y el crecimiento sustentable. Brinda asesoría directiva y de negocio para la planeación estratégica y profesionalización de empresas comerciales, de servicio y de manufactura. Ha instrumentado modelos de innovación, de gestión de competitividad y planeación financiera en diferentes empresas.