Pensamiento crítico: habilidad clave a desarrollar en los futuros (y actuales) líderes

Tiempo de lectura promedio: 6 minutos
En el artículo…
  • La nueva realidad nos exige hoy tomar decisiones ágiles. Actuar en medio de la incertidumbre. Y con un flujo sinfín de estímulos.
  • Como cualquier hábito, el pensamiento crítico se desarrolla con la práctica, emprendiendo nuevas actitudes.

Tienes una junta a las 4 p. m. El equipo debe tomar una decisión crítica. Solo tienes 10 minutos para presentarles el caso del cliente. ¿Qué información debes incluir? ¿Está clara la situación? ¿Llevas datos reales o solo síntomas y supuestos? ¿Cómo puedes facilitar que tu equipo identifique lo importante y resuelva el asunto pronto?

 

La nueva realidad nos exige hoy tomar decisiones ágiles. Actuar en medio de la incertidumbre. Y con un flujo sinfín de estímulos: noticias, hechos, datos, posverdades, fake news, alter-facts, deep fakes. Distinguir la información relevante en un mar de opiniones y datos sueltos se ha vuelto competencia ejecutiva clave. Pensar con claridad y precisión —de manera crítica— es un hábito que todo líder debe cultivar ante los nuevos retos y oportunidades.

¿Qué beneficios obtienes del pensamiento crítico?


  • Tomas decisiones más efectivas
  • Centras tu atención en lo relevante
  • Argumentas mejor tus iniciativas
  • Aprendes a cuestionar lo establecido
  • Sustentas mejor tus opiniones y juicios
  • Distingues hechos de supuestos
  • Evitas dispersarte en lo trivial

¿Cómo desarrollar el pensamiento crítico?


Como cualquier hábito, el pensamiento crítico se desarrolla con la práctica, emprendiendo nuevas actitudes:

  • Participa con apertura: Observa y escucha activamente, capta ideas de los demás, mantén la mente abierta, sé proactivo, abraza lo desconocido, asume riesgos, piensa y comunica tus ideas con claridad.
  • Cuestiona sin prejuzgar: Haz preguntas en la periferia, reta los supuestos, cuestiona el statu quo, asume nuevos puntos de vista, separa hechos de opiniones, dirígete al fondo del asunto.
  • Investiga, compara, evalúa: Explora en diversas fuentes, evita la desinformación, distingue lo relevante de lo circunstancial, detecta ventajas y desventajas, evalúa la viabilidad, formula rutas de solución.
  • Explora alternativas: Piensa fuera de la caja, genera ideas laterales, busca otra forma de hacerlo, reta lo conocido, genera nuevas ideas, evita el pensamiento único, innova y sé disruptivo, ve por más.
  • Argumenta tus propuestas: Demuestra conocimiento, describe los beneficios, vende tus iniciativas, prepárate con evidencia concreta, anticipa las preguntas del equipo, visualiza riesgos a futuro.

¿Cómo aplicas el pensamiento crítico en la toma de decisiones?


  1. Delimita la decisión. Separa una decisión compleja en decisiones manejables con secuencia causa-efecto, o bien, en sus partes componentes. Piensa de lo general a lo particular y viceversa. Cuestiona supuestos.
  2. Plantea el alcance de la decisión. Determina el objetivo de la decisión, los recursos disponibles y el tiempo límite para tomarla, así como las consecuencias de no decidir a tiempo. Piensa fuera de la caja.
  3. Identifica los factores que componen la decisión. Aplica las 6M (material, método, medición, medio ambiente, mente, máquina) y detecta fuentes disponibles de información. Piensa en la argumentación.
  4. Obtén información relevante. Recaba datos con límite de tiempo y conviértelos en información y conocimiento útil con esquemas, diagramas, gráficas… Recuerda balancear y optimizar rapidez y precisión.
  5. Evalúa diferentes alternativas. Explora diferentes rutas de decisión y mide su viabilidad mediante criterios prestablecidos: tiempo, inversión, facilidad de implementación, valor al cliente, impacto económico…
  6. Elige la mejor decisión e impleméntala con tu equipo. Convierte la decisión en un plan de acción 6W2H: qué, por qué y cómo se hará, quién lo hará y con quién, cuándo y dónde se hará, y cuánto debe lograrse.

Son las 4:30. Tu equipo resolvió sus dudas con apertura y llegó a un acuerdo. Estás listo y preparado para tomar la decisión. Sabes que valió la pena todo el trabajo previo y el cliente quedará satisfecho con el resultado.


Conoce al autor:

René RangelRené C. Rangel Colmenero es Director de Proyectos y Consultor de Negocios en IDESAA. Es especialista en el desarrollo de proyectos de negocio y de innovación enfocados a mejorar la competitividad e impulsar la rentabilidad y el crecimiento sustentable. Brinda asesoría directiva y de negocio para la planeación estratégica y profesionalización de empresas comerciales, de servicio y de manufactura. Ha instrumentado modelos de innovación, de gestión de competitividad y planeación financiera en diferentes empresas.

Compartir