Cómo evaluar la rentabilidad de tus proyectos de mejora

Como evaluar la rentabilidad de un proyecto

 

Identifica rápidamente si el proyecto de mejora es viable y vale la pena invertir en él.

 

-Javier tiene varios días trabajando en la mejora del producto. Y al cliente le gustó el resultado. Ahora, necesita recursos para implementarla. ¿Cómo justifica la inversión? ¿Cómo evalúa cuánto ganará por cada peso invertido?

 

La Evaluación de la Rentabilidad de Proyectos es una herramienta financiera sencilla y muy útil. Javier podrá identificar rápidamente si su mejora es viable y vale la pena invertir en ella.

¿Cómo evalúas la rentabilidad?

-Javier evalúa su proyecto con la guía de cuatro pasos:

  1. Determinar la inversión requerida
  2. Obtener los flujos del proyecto
  3. Calcular la rentabilidad
  4. Decidir si le conviene la mejora

Paso 1: Determinar la inversión requerida

La inversión es el recurso necesario para comenzar tu proyecto. Y dependiendo de dónde lo obtengas, será la tasa de rendimiento mínima aceptable (TREMA) que buscaremos con la mejora. Hay tres grandes fuentes:

  • Caja chica. Si el dinero proviene de una de las cuentas de cheques de la empresa, utilizaremos el costo promedio de capital.
  • Capital. Si el flujo lo aporta un accionista o el dueño, entonces utilizaremos el costo de oportunidad.
  • Pasivo. Si el recurso viene de un banco, utilizaremos la tasa efectiva de interés: el CAT (costo anual total) del crédito.

-Javier requiere una inversión de $60,000 para implementar su mejora. La empresa quiere aprovechar su línea de crédito revolvente. La tasa efectiva del banco es del 12% anual.


Paso 2: Obtener los flujos del proyecto

Para evaluar tu proyecto requieres los flujos que generará a través de su vida útil. Una forma sencilla de calcular el flujo operativo de efectivo es la siguiente:

Utilidad neta
(+) Depreciación
(-) Capital de trabajo adicional
(=) Flujo operativo

-Javier estima las nuevas compras de su cliente. Con ello, calcula flujos operativos adicionales de $50,000, $75,000 y $100,000 en los tres años que durará su proyecto.


Paso 3: Calcular la rentabilidad

Un proyecto sucede en el futuro. Por ello, requieres convertir todos los flujos del proyecto a su valor presente, es decir, el valor neto después de restarle el interés que nos cobra el banco por el crédito que nos prestó (conforme a nuestro caso).

Después, debes restar la inversión inicial para obtener el Valor Presente Neto (VPN) de tu proyecto.

Fórmula de VPN

 

 

 

Para mayor facilidad, Excel® te facilita este cálculo con una fórmula financiera sencilla:

=VNA (TREMA, [Rango de flujos])-Inversión

Después, complementas el VPN de tu proyecto con la Tasa Interna de Retorno (TIR), es decir, el interés que te deja el proyecto como si se tratara de una inversión bancaria.

En Excel® puedes obtenerla con la fórmula

=TIR ([Rango de flujos])

Finalmente, el Índice de Rentabilidad (IR) mide cuánto ganas por cada peso que inviertes:

%IR=VPN/Inversión*100

-Javier elabora un diagrama con los flujos del proyecto (flecha hacia arriba es flujo positivo; hacia abajo, negativo).

Después, hace una tabla en Excel® como la de abajo y calcula VPN y TIR con las fórmulas financieras integradas.

Cálculo de TREMA


Paso 4: Decidir si conviene el proyecto

El criterio para saber si te conviene invertir es sencillo: si VPN es positivo (equivalente a decir que TIR es mayor que la TREMA), aceptas el proyecto. De lo contrario, revisas los flujos o lo descartas.

Algunas empresas también establecen límites mínimos de IR o plazos máximos de recuperación de la inversión (típicamente de un año) para aceptar un proyecto. También complementan criterios económicos cuantitativos con factores cualitativos para ponderar mejor la decisión, por ejemplo, estrategia, proyectos complementarios, regulaciones y urgencias, entre otros.

-Javier observa que el VPN del proyecto es positivo ($75.61) y la TIR (47.2%) superior a la TREMA (12%). Concluye que es viable.

Ahora prepara el formato para solicitar recursos al Área de Finanzas. También le avisará al cliente en cuánto tiempo tendrá lista la mejora del producto. ¡A trabajar!

 


Conoce al autor:

René RangelRené Rangel es Director de Proyectos y Consultor de Negocios en IDESAA. Desarrolla proyectos de negocio enfocados a mejorar la competitividad, innovación y rentabilidad empresarial. Ha brindado asesoría directiva para la profesionalización y crecimiento sustentable de empresas MIPYME. Ha implementado herramientas de checkup financiero, business planning y despliegue de la estrategia con Balanced Scorecard para diferentes empresas comerciales, de servicio y manufactura.

Conoce otro artículo de René:

Emprende proyectos de mejora y resuelve problemas de raíz con PHVA

 


 

Diplomado en Administración de Proyectos

 

Comparte este artículo en tus redes sociales: