¿Quién decide y cómo decide? Un gran reto en ambientes multiculturales

 

En entregas anteriores hemos visto cómo las diferencias culturales tienen un gran impacto en las relaciones humanas y la forma en que interactuamos en el ambiente de negocios internacionales.

Es difícil encontrar un elemento tan crítico en los negocios como la toma de decisiones, la cual está profundamente influenciada por elementos culturales.

En un extremo de la escala encontramos las culturas que buscan el consenso, representadas por Suecia, Holanda y Alemania, mientras que en el otro extremo están las culturas en extremo jerárquicas, donde tenemos a China, India y Rusia.

En México y Brasil predomina la toma de decisiones jerárquica, pero en un nivel menos extremo.

En general, las culturas que buscan el consenso, dedican un largo tiempo a discusiones, para asegurarse que todos los involucrados han sido tomados en cuenta.  Sin embargo, una vez que la decisión se ha tomado, su implementación es muy rápida debido a que la decisión tomada es definitiva, fija y sin posibilidad de cambio.

Sin embargo, en las culturas jerárquicas, las decisiones típicamente las toma el “jefe”, muchas veces en forma individual, rápida, con poca información o solo basada en datos superficiales, lo que provoca que al surgir desacuerdos posteriores, nueva información o más análisis, las decisiones se vuelven a discutir, se cambian y hay un ciclo muy largo de ajustes haciendo que la implementación sea mucho más larga y compleja.  Este escenario es el más común en Latinoamérica, Rusia, China e India.

Tres excepciones muy importantes en este espectro de Consenso vs. Jerarquía para la toma de decisiones son las culturas de negocios de Japón, Alemania y Estados Unidos.

Los Japoneses tienen una cultura muy jerárquica, sin embargo, en los negocios siguen un proceso sumamente riguroso de consenso, donde las decisiones típicamente se inician con amplias discusiones a nivel bajo, logrando consensos que pasan a los niveles superiores de la organización, donde finalmente se toma una decisión por el “jefe”, pero que realmente ha sido consensuada por todos los involucrados.

De alguna forma podríamos decir que los Japoneses tienen un sistema híbrido muy efectivo, que combina las decisiones jerárquicas con el consenso y que da como resultado decisiones firmes y compartidas que se implementan en forma muy rápida y efectiva.

El caso de los Alemanes es parecido, en el sentido de que es una cultura muy jerárquica, pero que en el tema de negocios, sí lleva a cabo una gran labor de consenso y análisis previo a la toma de decisiones.  Algo que es muy crítico con la cultura Alemana, es que una vez que se tomó la decisión, es mínima la posibilidad de cambios, se implementa de inmediato. Un enfoque rígido, pero muy efectivo.

La otra excepción es la cultura de Estados Unidos, donde hay un sentimiento de que la cultura es muy igualitaria y que promueve el consenso, pero en la realidad, por un afán de eficiencia, las decisiones las toma “el jefe” como en los sistemas más jerárquicos del mundo. Sin embargo, a los Americanos les es realmente muy difícil reconocer esta situación, ya que va contra su idiosincrasia.

Cuando estamos liderando o trabajando con un equipo multicultural, es crítico que estemos conscientes de estas diferencias, y que hagamos conscientes a todos los miembros del equipo de ellas, de lo contrario, se generarán muchos conflictos y malos entendidos.

Es claro que ambos sistemas; el jerárquico y el de consenso, pueden funcionar a pesar de sus ventajas y desventajas, siempre que todos los involucrados tengan claridad de las reglas del juego y las sigan.

De inicio, cada uno de nosotros tiene la expectativa de que los demás se comportarán como nosotros nos comportaríamos; en equipos multiculturales esto no sucede.

Es crítico que todos entendamos la diversidad cultural y tomemos la riqueza que cada cultura tiene para convivir en forma efectiva.  La mejor forma de hacerlo es discutiendo y acordando las reglas del juego desde el inicio; esto facilitará el progreso del equipo y la satisfacción de sus miembros.

A lo largo de esta serie hemos abordado varias dimensiones de las diferencias culturales, como el manejo del poder, la forma de dar retroalimentación, las diferencias en contexto, etc.  En la próxima edición estaremos abordando la construcción de la Confianza en ambientes multiculturales, un tema muy interesante.

Si deseas compartir tus experiencias multiculturales, por favor hazlo en la sección de comentarios.

* Meyer, Erin, “The Culture Map”, PublicAffairs, 2014.

 


Conoce al autor:

Homero Villarreal  Junco ha sido líder de equipos multinacionales tanto en Latinoamérica como a nivel global logrando no solo la trasformación organizacional sino la filosofía de negocios. Es Master en Ciencias por el Georgia Institute of Technology  y cuenta con formación en Coaching y Eneagrama. Director General Ejecutivo de IDESAA y Consultor de Empresas.

Otro post de Homero: El Reto de Trabajar en Equipos Multiculturales